TERCER DÍA DE TRIDUO A NTRO. PADRE JESÚS CAUTIVO

Hoy, sábado día 21 de marzo, es el tercer día del Triduo a Ntro. Padre Jesús Cautivo.

Al no poder hacerlo de forma presencial invitamos a todos los hermanos y devotos a orar en la intimidad de sus hogares. Para ello, durante todos los días de Triduo:

– Publicaremos diariamente las lecturas del día.

– A las 20:00 podemos seguir la misa diaria que, desde la Parroquia de San Sebastián, oficia nuestro Director Espiritual, Párroco de San Sebastián y Arcipreste de Alcalá D. Rafael Calderón García. El enlace para seguir la misa es el siguiente:

https://www.facebook.com/rafael.calderongarcia.50

– A la 20:45, hora en la que tendría que haber empezado el Triduo, difundiremos por nuestras redes sociales un vídeo con la oración universal del Padre Nuestro y del Ave María para rezar de forma comunitaria y así pedir todos juntos para la pronta recuperación de la situación sanitaria que estamos padeciendo.

PRIMERA LECTURA

Lectura del Libro de Oseas

Esto dice el Señor:
“En su aflicción, mi pueblo me buscará
y se dirán unos a otros: ‘Vengan, volvámonos al Señor;
él nos ha desgarrado y él nos curará;
él nos ha herido y él nos vendará.
En dos días nos devolverá la vida,
y al tercero, nos levantará
y viviremos en su presencia.
Esforcémonos por conocer al Señor;
tan cierta como la aurora es su aparición
y su juicio surge como la luz;
bajará sobre nosotros como lluvia temprana,
como lluvia de primavera que empapa la tierra’.
¿Qué voy a hacer contigo, Efraín?
¿Qué voy a hacer contigo, Judá?
Su amor es nube mañanera,
es rocío matinal que se evapora.
Por eso los he azotado por medio de los profetas
y les he dado muerte con mis palabras.
Porque yo quiero misericordia y no sacrificios,
conocimiento de Dios, más que holocaustos”.

SALMO RESPONSORIAL

R/. Quiero misericordia, y no sacrificios

Misericordia, Dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
lava del todo mi delito,
limpia mi pecado. R/.

Los sacrificios no te satisfacen:
si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.
El sacrificio agradable a Dios
es un espíritu quebrantado;
un corazón quebrantado y humillado,
tú, oh, Dios, tú no lo desprecias. R/.

Señor, por tu bondad, favorece a Sión,
reconstruye las murallas de Jerusalén:
entonces aceptarás los sacrificios rituales,
ofrendas y holocaustos. R/.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO

Evangelio según san Lucas

En aquel tiempo, Jesús dijo esta parábola sobre algunos que se
tenían por justos y despreciaban a los demás:
“Dos hombres subieron al templo para orar: uno era fariseo y el otro, publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: ‘Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: ladrones, injustos y adúlteros; tampoco soy como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todas mis ganancias’.
El publicano, en cambio, se quedó lejos y no se atrevía a levantar los ojos al cielo. Lo único que hacía era golpearse el pecho, diciendo: ‘Dios mío, apiádate de mí, que soy un pecador’.
Pues bien, yo les aseguro que éste bajó a su casa justificado y aquél no; porque todo el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido’’.

 

 

Secretaria

Antigua y Venerable Hermandad Servita y Cofradía de Nazarenos de María Stma. de los Dolores, Ntro. Padre Jesús Cautivo y Rescatado y Ntra. Señora de la Esperanza.